Limba de Mongolia

La limba de Mongolia es otro de los instrumentos que este año ha reivindicado la Lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. En realidad, la nominación es más para la elaborada técnica de ejecución que requiere esta flauta travesera. De hecho, únicamente quedan, eso adujo la delegación mongola, exactamente catorce personas en el mundo capaces de tocarla mediante el sistema de doble respiración que se practicaba desde tiempos inmemoriales en Mongolia (aunque la limba y sus variantes son típicos de otros lugares de Asia). Lo de la doble respiración es algo que ha hecho célebres a instrumentos como el duduk o el diyiridú, pero la enseñanza de la limba está poco menos que en las últimas. Ojalá que el empujoncito de la Unesco sirva para mucho.

Les invito a oler el bambú de su delicado timbre a través de la grabación de campo que se le pidió a un tal Dorzh y publicó el sello Hungaroton en 1967.

 

Si les cautiva, prueben a ver el propio video que aporta la Unesco en su página: en él, apreciarán dos de los métodos para practicar esa expiración continua que solo los catorce pueden alargar minutos y minutos…  soplar al agua, como todos hemos hecho con una cañita, sin que dejen de salir las burbujas; soplar sobre una vela, sin que la llama se extinga, aun ladeada por el aire sin pausa alguna. Impresionante.

Foto de Renancab, publicada con su permiso y con mi agradecimiento (http://www.flickr.com/photos/rencab/4274607133/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s